Vacunas perros

VACUNACIONES PERROS

Una de las cosas más importantes que puedes hacer por tu perro es asegurarte de está vacunada contra las enfermedades infecciosas más comunes de los cánidos.

Durante las primeras semanas de vida la perra con su calostro le proporciona al cachorro inmunidad frente a las enfermedades más comunes. Tras este periodo tu serás el responsable, con la ayuda de tu veterinario, de darle la protección que necesite.

¿Como actúan las vacunas?

Las vacunas contienen pequeñas cantidades de los microorganismos que causan las enfermedades (virus y bacterias principalmente), muertos o atenuados. Cuando se administran , inducen al sistema inmune a producir anticuerpos que protegen contra la enfermedad.

¿Cuándo debería vacunar a mi perro?

La inmunidad que un cachorro tiene al nacer solo dura unas pocas semanas, a partir de este momento es cuando debemos vacunarle. La primera vacunación solemos darla en tres dosis, la primera vacunación es contra la Parvovirosis sobre las 6 semanas. Quince días después vacunamos contra tres enfermedades víricas (Hepatitis, moquillo y revacunamos de Parvovirosis) y una bacteriana (leptospirosis), esta es la llamada vacuna tetravalente. Finalmente al mes de esta última, por tanto sobre las 12 semanas administramos una nueva dosis de vacuna tetravalente. A partir de este momento solo tendremos que revacunar anualmente para mantener los niveles óptimos de anticuerpos circulantes.

Sobretodo respeta el calendario vacunal establecido por tu veterinario, si transcurre un plazo de tiempo muy amplio entre vacunaciones, es muy posible que tu perro no esté correctamente protegido frente a las enfermedades.

Tu perro debería ser protegido frente a aquellas enfermedades graves que son más comunes, altamente contagiosas y que pueden llegar a ser mortales. Entre ellas están la Parvovirosis Canina, el Moquillo Canino, la Hepatitis Canina Infecciosa, la Leptospirosis y la Tos de las Perreras.

La Rabia es otra enfermedad contra la que tu mascota debe ser protegida, sobretodo en aquellas zonas de más riesgo de contagio y en las que las Autoridades así lo establezcan. Otras vacunaciones pueden ser recomendadas por tu veterinario, en función de la herencia genética de tu perro, vuestro estilo de vida o el medio en el que vivais.

¿Es efectiva la vacunación?

Al igual que cualquier tratamiento médico o procedimiento quirúrgico, la eficacia de la vacunación no se puede garantizar al 100%. En cualquier caso si se combina con una alimentación sana y una higiene adecuada, es la mejor defensa de tu perro frente a las enfermedades.

Además, si calculas el coste en dinero y estrés, que el tratamiento de alguna de estas enfermedades os puede suponer a ti y a tu perro, te darás cuenta que la vacunación es absolutamente oportuna desde un punto de vista economicista.

¿Contra que enfermedades puedes vacunar a tu perro ?

Parvovirus Canino

Muy contagioso y ampliamente distribuido, el Parvovirus Canino surgió en muchas zonas del mundo en 1978. Diseminado mediante heces contaminadas, este virus altamente resistente puede mantenerse en el medioambiente durante muchos meses.

Los síntomas de la Parvovirosis Canina incluyen fiebre alta, apatía, vómitos y diarrea sanguinolenta. La vacunación es el único método efectivo de prevenir esta enfermedad potencialmente fatal. Además es mucho más severa en cachorros o animales en edad geriátrica.

Moquillo Canino

Es esencial vacunar contra el Moquillo Canino, ya que es una enfermedad fatal y de muy difícil tratamiento. Altamente contagiosa, se disemina por aerosoles nasales y conjuntivales de perros infectados.

Los síntomas pueden incluir apatía, fiebre, tos, diarrea y vómitos. En las etapas finales de la enfermedad puede aparecer convulsiones y parálisis. El virus del moquillo canino afecta a multitud de órganos, incluido el sistema nervioso que puede quedar con un daño permanente, incluso aunque el perro se logre recuperar.

Hepatitis Canina Infecciosa

Causada por el adenovirus tipo I, la enfermedad se transmite entre perros por el contacto con secrecciones como la saliva, orina o heces.

El virus suele atacar al hígado, y también puede producir lesiones oculares. La vacunación sigue siendo la mejor protección.

Un segundo virus, adenovirus canino tipo 2, es uno de los responsables de la tos de las perreras.

Leptospirosis

La cepa más común de Leptospira está ampliamente distribuida entre la población de ratas y se disemina a partir de su orina, sobrevive bien condiones húmedas y cursos de agua, estanques y lagos. Puede ocurrir tan repentinamente que no permite el tratamiento con antibióticos.

Las infecciones agudas provocan daño hepático y renal, se requieren periodos muy largos de tratamiento que no garantizan en ningún caso una recuperación completa.

Las infecciones subclínicas son frecuentes, es muy importantes diagnosticarlas ya que estos animales están diseminando el agente patógeno, además esta enfermedad se puede transmitir a las personas, pudiendo llegar a ser fatal. Por todo ello por la salud de tu mascota y la tuya propia, ten en cuenta que la vacunación anual es muy recomendable.

Tos de las (Traquebronquitis Canina)

Al igual que las enfermedades respiratorias humanas transmisibles, la tos de las perreras se transmite con mucha facilidad de un perro a otro, por lo que la vacunación es básica si tu perro va a estar en contacto con otros perros en clases de adiestramiento, peluquerías caninas, quedadas caninas o incluso simplemente jugando en el parque.

La enfermedad es producida por un grupo de virus y bacterias que se difunden aéreamente..La vacuna protege frente a los principales responsables de esta enfermedad, la bacteria Bordetella bronchiseptica y el virus de la parainfluenza.

El primer signo de enfermedad en tu perro será una tos seca, que suena como si algún cuerpo extraño se hubiese alojado en la traquea.

Rabia

Esta enfermedad incurable y fatal afecta al sistema nervioso central de casi todos los mamíferos, incluyendo a los humanos. Se disemina a través del contacto con la saliva de animales infectados.