Cachorros

Consejos para tu cachorro

Afortunadamente habrás anticipado la llegada de tu cachorro poniendo a "prueba de cachorro" tu hogar, y te habrás divertido escogiendo su cama, manta, juguetes y otras cosas que necesitará.

Esta criatura pequeña y vibrante te asegurará muchos moentos inolvidables. A cambio, tu puedes hacer una gran contribución a la longevidad, felicidad y calidad de vida de tu cachorro, proporcionándole buena alimentación, cariño y atenciones en un hogar limpio y seguro, y chequeos periódicos de su salud en tu clínica veterinaria.

Esterilizar a tu cachorro

Muchos veterinarios aconsejamos esterelizar a tu cachorro ya que además de ayudar a solucionar el grave problema de los cachorros no deseados y los animales abandonados, también contribuye a compaginar más facilmente nuestra vida con la de nuestra mascota. Las hembras esterilizadas son más tranquilas, mientras que los machos castrados tenderán menos a escaparse, marcar su territorio o a pelearse con otros machos.

La esterilización también tiene beneficios para su salud, ayuda a minimizar el riesgo de cancer en organos del sistema reproductivo y de glándulas mamaria en hembras y reduce la incidencia de tumores testiculares y prostáticos en machos. En las hembras se considera prácticamente nula la probabilidad de tener tumores de glándula mamaria si son esterilizadas antes del primer celo.

En la hembra la esterilización supone retirar el utero y los ovarios, se puede realizar a partir de los seis meses de edad, es una operación de cirugía mayor, se realiza con anestesia general. Las complicaciones son muy poco frecuentes y a los 15 días de la operación la recuperación ya es completa.

La castración de los machos también se realiza con anestesia general, se retiran los testiculos a través de una pequeña incisión en la base del escroto. Se puede realizar también a partir de los seis meses de edad, es una operación muy rápida y el tiempo de ingreso es muy corto, generalmente con medio día es suficiente. La recuperación es completa entre los 7 y los 15 días desde la operación.

Chequeo básico de tu cachorro.

Deberías llevar a tu nuevo cachorrito al veterinario lo antes que puedas. Durante la primera visita seguramente se realizará lo siguiente:

  • Un examen físico exhaustivo para determinar su estado general de salud.
  • Control de parásitos. Pulgas, garrapatas, ácaros, lombrices.
  • Primera vacunación y/o información sobre los tipos de vacunas que necesita tu cachorro y cuándo deben ser programados.
  • Asesoramiento sobre si tu cachorro debe ser esterilizado y cuando.

Esta primera revisión le proporcionará a tu veterinario la información necesaria para asesorarte sobre la nutrición y los cuidados que tu cachorro necesita de modo inmediato. Adicionalmente, se empezará a crear una base de información, que servirá para que en las siguientes revisiones a lo largo de la vida de tu cachorro, se pueda evaluar, monitorizar y gestionar su salud de modo satisfactorio.

Haz que tu cachorro se sienta como en casa.

Enséñale a tu cachorro los lugares en los que puede comer, dormir y hacer sus necesidades, y como seguramente estarán bastante agobiados por el cambio de casa, dales algo de tiempo para que se acostumbren a las cosas y los sonidos de su nuevo hogar.

Si hay niños pequeños en la casa, asegúrate de que comprendan que un cachorro no es un juguete sino un ser vivo que debe ser tratado con cariños y respeto.

A partir de las 8 semanas, tu cachorro es capaz de aprender cosas complejas, por lo que empieza a enseñarle órdenes simples desde el primer día que lo lleves a casa. Tu veterinario podrá sugerirte las mejores dinámicas de entrenamiento y , si lo deseas, recomendarte una buena escuela de adiestramiento. Tu cachorro descubrirá lo fácil y divertido que es el adiestramiento y, con tu refuerzo positivo, recordará muy bien las clases.

Dale a tu cachorro el mejor inicio posible.

¿Cuándo es el mejor momento para empezar a cuidar a tu mascota de edad avanzada?, la respuesta es cuando es un cachorro.

Cuando tu perro empieza su vida con una nutrición equilibrada, ejercicio frecuente, citas periódicas con tu veterinario y un hogar feliz, sienta las bases para una buena calidad de vida cuando sea mayor. No obstante, a medida que tu perro se hace mayor, igual que aocurre con nosotros, su metabolismo va cambiando. Será mucho más fácil detectar problemas si estamos atentos al comportamiento de nuestro perro.

¿Que podemos hacer en casa?

  • Revisa regularmente la boca, ojos y oidos de tu perro.
  • Estate atento a dientes sueltos, enrojecimientos e inflamaciones de las mucosas, o exudados.
  • Mantén limpia y cálida la zona donde duerme tu perro.
  • Cepilla con frecuencia a tu perro, detectarás irritaciones o bultos y mantendrás sano su pelaje.
  • Asegúrate que siempre tiene disponible agua fresca.
  • Mantén siempre una dieta adecuada, ejercicio y cariño constante.